NOTICIAS

Conversatorio: Mujeres matemáticas en Colombia. Algunos testimonios

Durante el XXI Congreso Colombiano de Matemáticas realizado en la sede Bogotá de la Universidad Nacional de Colombia entre el 5 y el 9 de junio de 2017, se llevó a cabo el conversatorio titulado “Mujeres Matemáticas en Colombia. Algunos testimonios”, organizado por la Comisión de Equidad y Género de la Sociedad Colombiana de Matemáticas. El evento fue moderado por la profesora Sylvie Paycha de la Universidad de Potsdam y contó con la participación de:

  • Margarita Toro, Profesora titular, Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín
  • Biviana Suárez, Estudiante del doctorado en Estadística en la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá
  • Meira Arias, Estudiante de la Maestría en la Enseñanza de las Ciencias en la Universidad Nacional de Colombia
  • Juanita Duque, Egresada del pregrado en Matemáticas de la Universidad de los Andes.

El tema principal giró en torno a las diversas problemáticas que enfrentan las mujeres en el desarrollo de su vida académica. En tal sentido la profesora Sylvie planteó la pregunta:

Para seguir una carrera en matemáticas, ¿creen ustedes que hay más obstáculos para las mujeres que para los hombres?

De acuerdo con la profesora Sylvie “hay muchos obstáculos y la situación no está mejorando en el mundo. Para mí el primer obstáculo es la autocensura, la cual es muy difícil de identificar y se aprende con la experiencia”.

Por otro lado, la profesora Margarita indicó que hay un problema en la orientación que han adquirido algunos colegios femeninos en el país, donde se motiva a las niñas a estudiar carreras de humanidades dejando las clases de matemáticas en un segundo plano, lo cual hace muy difícil impulsar a las estudiantes a que sigan carreras en las ciencias exactas.

Además, para Biviana la discriminación se manifiesta en la disparidad entre hombres y mujeres que existe en la planta profesoral de diversas facultades de ciencias. Señaló también que los estudiantes no se inscriben en sus clases por discriminación de sexo y por el imaginario de que las matemáticas son un trabajo exclusivo de los hombres.

Por su parte, Meira destacó que su mayor obstáculo ha sido la violencia: “Fui víctima de desplazamiento forzado y eso es un obstáculo muy grande. Hay muchas personas que cuando están en esa condición renuncian a sus sueños”. Ella también señaló que en algunas comunidades indígenas no es bien visto el papel de la mujer en la academia y además en su entorno se ven las matemáticas como algo inalcanzable y muy difícil.

Finalmente Juanita en su intervención señaló que el obstáculo más grande que ella ha tenido ha sido la proporción entre hombres y mujeres, muchos hombres y pocas mujeres, lo cual hace que el ambiente sea un poco difícil ya que, por ejemplo, “cuando estás en una conversación donde todos los demás son hombres, con el paso del tiempo ellos se olvidan que hay una mujer en el grupo”.